TORTAS DE ACEITE


Hoy te traigo una tortas que están deliciosas, una vez que las pruebas repites hasta cansarte, son un vicio. Yo quizás estire un poquito de más la masa, pero bueno el resultado en casa gustó mucho y como te digo ya las he preparado unas cuantas veces, son muy entretenidas de hacer y adictas te lo aviso jejeje.
INGREDIENTES:
  • 112 g de aceite de oliva
  • La piel de 1/2 limón
  • 1 cucharada de anís en grano170 g de agua
  • 450 g de harina de fuerza
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 8 g de levadura de panadería seca
  • 50 ml de licor de anís dulce
  • 50 g de azúcar blanco+ más para decorar
  • 1 cucharada de ajonjolí (opcional)
PREPARACIÓN:
Calienta el aceite con la cáscara de limón y los granos de anís para que absorba los aromas. Se trata de infusionarlo y no debe calentarse en exceso. Retíralo del fuego y resérvalo. Una vez tibio, retira la cáscara de limón y añádele el anís y la levadura seca. Incorpora también el azúcar blanco y remueve todo muy bien. Finalmente, vierte también el agua hasta que todos los ingredientes líquidos estén perfectamente mezclados. En este momento puedes añadir también el ajonjolí si quieres incorporarlo.
En otro bol pon la harina con la sal y mezcla bien. Pon en la cubeta de la panificadora los ingredientes líquidos y encima los solidos. Selecciona el programa que solo amasa y que en la mía dura 15 minutos (tiene que quedar una masa blanda, brillante y elástica). Saca la masa de la cubeta, haz una bola con ella y deja que leve durante 1 hora 1/2 tapada con papel film en un lugar libre de corrientes, o hasta que doble su volumen.

Precalienta el horno a 220º.

Divide la masa en porciones de unos 30 g, salen bastantes y mientras trabajas unas ten las otras tapadas con film transparente para que no se sequen. Prepara varias bandejas de horno con papel de hornear. Echa en un plato una buena cantidad de azúcar, para meter las tortas una vez formadas.
Toma cada porción, haz una bolita con ella y después extiéndela con un rodillo hasta que este bien fina. Al ser una masa con bastante aceite no se te pegara siquiera a la mesa de trabajo, intenta que te queden lo más redonditas posibles, si tienes niños esto te lo ayudarán a hacer encantados.

Cada vez que tengas una tortita terminada, pásala por el azúcar y presiona un poquito para que se quede pegado. Repite la operación por el otro lado, es importante que todo este bien cubierto de azúcar (yo solo las pase por una cara, por la que va debajo no le puse).

Coloca las tortas espaciadas entre si sobre las bandejas de horno con papel de hornear. Hornea unos 8-10 minutos vigilando de cerca para que no se quemen.
Notas: estas tortas las hice unas cuantas veces porque están deliciosas.
1-Yo las paso por azúcar solo por la parte de arriba, para mi gusto quedan mejor, por las dos caras me parece mucho.
2-Una de las veces que les puse azúcar por las dos caras casi se me queman, el azúcar empezó a caramelizarse por abajo y como te digo casi se me queman.
3-No le saques ojo una vez en el horno, las mías a los 8 minutos estaban listas, cada horno cuece de forma distinta y mejor no te despistes.
4-Los ingredientes a mi con la cantidad que me pone la receta me quedo una masa perfecta, no tuve que agregar nada, pero cada harina absorbe de forma diferente y tendrás que vigilar la masa.

Fuente: libro ¿hacemos pan? de Alma Obregón & Iban Yarza.

29 comentarios

  1. Estas tortas son buenísimas para todo el que las prueba, te quedan tan perfectas que me gustaría probarlas porque nada tendrán que ver con las que se compran, son mucho más ricas y sanas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenos días Esther!
    De entrada te digo que las has bordado.
    No sé si conoces las famosas Tortas de Aceite de Inés Rosales, son muy antiguas y tradicionales en Sevilla, y aunque la fábrica donde se elaboran ha crecido y modernizado, sobre todo en cuestión de marketing y empaquetado, la torta se sigue elaborando a mano, como antiguamente. Precisamente ayer salió en la televisión autonómica, un reportaje de la fábrica, porque se están importando a Rusia, donde han descubierto que son un complemento perfecto para tomar su caviar, sí como lo oyes, el famoso caviar ruso ahora se toma con Tortas de Aceite sevillanas, ¡casi ná!.
    Por cierto las auténticas solo llevan azúcar por arriba, y son tan finas, ligeras y crujientes que se rompen con facilidad, por eso los rusos, supongo, se han enamorado de algo tan rico y excelente, que se sigue haciendo con la misma fórmula de antaño (sin conservantes, ni colorantes, ni dada raro) sin alterarlo.
    Besos y que las disfrutes.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Esther!! Tú si que eres listas, las has hecho fina para que salgan más, ja, ja. Bueno, pues que sepas, que las que he visto yo siempre son finas y con una capa por arriba, así que para mi las tuyas son las auténticas. Te han quedado divinas, con el tostado justo y me encantan, me han dado ganas de ponerme a hacerlas ahora mismo. Me guardaré la receta para hacérselas a mi padre que le encantan. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Esther! Al verlas he pensado en las Tortas de Inés Rosales que Concha te ha explicado perfectamente que son de Sevilla y son muy conocidas en toda Andalucía. Ya sabes que hace poco publiqué yo otro tipo de torta y me he quedado enamorada de tu receta.

    Sólo una duda, cuando dices que salen muchas ¿cuántas son aproximadamente? Supongo que no crecen mucho al hornearse y se podrán poner más o menos juntas en la bandeja del horno ¿cuántas pones por bandeja? ¿6?

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca; pes no te se decir con exactitud pero más o menos me salieron unas 25 y sobre cuantas horneo de cada vez, mis bandejas de hornear son planitas y grandes y hornee de 5 en cinco, se hacen ensigjida no se le puede sacar ojo. Se conservan en una cajita cerrada perfectamente bien unos día. Muchas gracias por tu comentario. Besitos y feliz fin de semana...Bess

      Eliminar
  5. Wuauuu se ven geniales. Yo no creo que hayas estirado la masa de mas, estas tortas suelen ser finas.
    A mi me han enamorado con ese color tan doradito. Qué ricas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, si las pilla mi marido no te deja ni una!! son sus preferidas y aunque se las hago de vez en cuando, nunca se cansa!! siempre me está pidiendo que se las haga y como casi siempre está dieta, no se las quiero hacer...jajaja. Ni se las enseño... a mi tambien me gusta mucho y más viendo lo ideales que te han quedado! Besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué buenísima pinta! No las probé nunca, pero no dudo de lo ricas que están! Besiños, buen finde.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Ficaram lindas , acho que quando começasse a comer não ia parar.
    Levo a receita.
    Bom fim de semana

    ResponderEliminar
  10. Que ricas yo suelo comprar a veces las famosas que te dice Concha de Sevilla están riquísimas!!
    Pero estas hechas en casa seguro que aun lo están mejor, así que tomo nota y cualquier día me pongo con ellas.
    Feliz fin de semana, un beso familia

    ResponderEliminar
  11. Hola Esther,
    Estas tortas de aceite me han recordado a unas que compraba la abuelita de mi marido. Te han quedado ¡PERFECTAS!, madre mía pero si parecen compradas.
    Bueno seguro que sí son laboriosas pero merecen y MUCHO la pena. El resultado es fantástico, perfecto y 'PROMETEN'.
    Cuando tenga tiempo las haré.
    Un besín y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, te han quedado perfectas, no son fáciles de hacer, pero Esther nada se te resiste. Gracias por tus consejos que nos vienen de perlas. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Esther! He probado las compradas de Sevilla, la suegra de mi hermano nos las trajo de allí y qué ricas, tienes razón, comes una y las comes todas! Jeje! Me imagino que caseras ya serán más que perfectas! Te han quedado muy bien, super ligeritas y crujientes. Me llevo unas cuantas ;) Un besote y feliz finde guapa!

    ResponderEliminar
  14. Hola Esther! Hace tiempo que no vengo a verte, pero aquí estoy para no perderme estas maravillosas tortas de aceite que se ven riquísimas. Nunca las he probado a preparar y las tuyas están de matrícula sin duda. Apunto la receta y tus consejos. Te quería dar las gracias por estar siempre cerca. LLevo desde noviembre algo enferma. Tengo esclerosis múltiple y he sufrido alteraciones neurológicas varias que me han llevado, entre otras cosas, a cambiar algo mi alimentación. A ver si mi cuerpo y mi neuróloga me dan una tregua para disfrutar más de la repostería, que es lo que realmente me hace desconectar. Estoy en proceso de cambio y es por ello por lo que el blog está abandonado. Pero así es la vida. Con todo, disfruto un montón viendo entradas tan estupendas como la tuya! Un abrazo, Vero.

    ResponderEliminar
  15. Hola preciosa, te diré que nunca las he comido. Las he visto en el súper pero con eso del aceite no me decidía pensando en que serían demasiado grasientas. Viendo las tuyas caseras veo que no, pero claro, son caseras y hechas por ti, que lo bordas... dan ganas de llevarse unas cuantas!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  16. Uummmmmmmmmmmm si las pilla mi madre con lo que le gustan , de muerte relenta seguro que pena no poder dar cuenta de una,te han quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  17. Esther , que ricas , a mi todo lo que lleve anis me vuelve loca
    besinos

    ResponderEliminar
  18. Ay no! Y yo queriendo bajar de peso, nos pones esta tentacion que hace que mi mano quiera ir a la cocina a buscar los ingredientes, que ricas tortas!
    Bs!

    ResponderEliminar
  19. YO por eso mismo no sabía si entrar o no entrar, estaba ahí en la puerta dudando! jejeje Porque sí, solo con ver las fotos ya se intuye que son un vicio. Así que nada, ya que estoy aquí, no me queda más remedio que llevarme un par para el camino jeje

    besazos, guapa

    ResponderEliminar
  20. Se me hace la boca agua de verlas y pensar en ese sabor. Me ha encantado la receta, porque este tipo de tortas de aceite son una maravilla, pero además, con esa mezcla de sabores, tendrá que ser difícil dejar de comer.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  21. Hola!! te han quedado perfectas, qué maravilla de tortas. Alguna vez las he comprado pero no conocía la manera de prepararlas, me ha gustado mucho la receta, y más me gustaría llevármelas, jaja ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Que ricas yo las compros y estan riquisimas , habra que probar a prepararla besitos

    ResponderEliminar
  23. Me encantan estar tortas, y a ti te han salido una pila buena de ellas!!! Se comen en nada y el sabor es estupendo. Ya me gustaría comer unas cuantas jajaja!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Estas tierras de aceite don un verdadero vicio, están riquísimas. Te han quedado de 10.

    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Hola guapísima, yo compro estas torts de aceite de aquí de Sevilla, de Inés Rosales, son las más ricas que hay, de esto sí que no compro copias, pues son únicas.En mi casa , desde pequeña , nunca faltaba una tortita en la despensa. Pero veo las tuyas y sé, sin dudarlo que has clavado la receta.Lo que sale de tus manos siempre es para apludir. Me llevo la receta a ver si pasa la semana Santa y me animo a hacerlas. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué buena pinta...dan ganas de comértelas todas en una sentada!
    Un abrazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  27. Cómo me gustan estas tortas de aceite desde pequeño, aquí en Sevilla tenemos la casa de Inés Rosales que las elaboran desde hace mucho tiempo y las que tú has preparado no creo que tengan nada que envidiar a las de Castilleja. Se ven súper adictivas, ¡qué maravilla!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Te han quedado que ni pintadas, si las viera mi hija pequeña no te dejaba ni las migas.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....